El estado garantiza la atención en el sistema sanitario a los afectados por Sensibilidad Química Múltiple

"Las personas con Sensibilidad Química Múltiple tienen garantizada la atención sanitaria y el acceso al sistema sanitario público ofreciéndoseles una atención integral y la continuidad de la asistencia prestada a estos pacientes independientemente del nivel asistencial en el que se le atienda, junto con una mayor coordinación entre la atención primaria y la especializada". Así lo afirma el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en una carta emitida el pasado 4 de diciembre ante la pregunta planteada por los diputados socialistas Gracia Fernández Moya y José Martínez Olmos

La carta agrega que la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados aprobó el 11 de junio de 2014 una Proposición no de Ley -presentada por el Grupo Parlamentario Popular- para que se incluya la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) en la Clasificación Internacional de Enfermedades habiendo promovido ya que en la 9ª edición en castellano del Manual de Codificación de la Clasificación Internacional de Enfermedades-CIE9MC se incluya una entrada en el índice alfabético que contemple la patología, algo que corresponde a la OMS.

"El Gobierno sigue trabajando –dice además la nota ministerial- en difundir las pautas comunes de actuación del Sistema Nacional de Salud en la atención sanitaria de las personas afectadas. De esta manera se logra una valoración funcional, adecuada y homogénea de estos pacientes. Además, al tratarse de patologías de curso evolutivo crónico, se benefician de los adelantos y trabajos realizados en el seno de la Estrategia en el Abordaje de la Cronicidad. En este sentido se reforzará y mejorará la aplicación de medidas para ayudar principalmente a los profesionales de los equipos de atención primaria, en la toma de las decisiones sobre el diagnóstico, valoración, tratamiento y otros aspectos relacionados con la SQM y avanzar en unas pautas comunes de actuación que contribuyan a un manejo más eficaz de estos pacientes".

Hasta aquí la noticia. Nosotros debemos agregar que difícilmente podrán los servicios públicos atender a estos pacientes de manera adecuada sin tener en cuenta las tecnologías existentes de las que hemos hablado en esta revista ya que no se han incorporado nunca al sistema sanitario por no haberse querido valorar oficialmente su utilidad.