EL ESTRÉS EN EL EMBARAZO PUEDE AFECTAR NEGATIVAMENTE AL PESO Y TAMAÑO DEL BEBÉ

 

El estrés sufrido por la madre durante su embarazo puede ser la causa de que muchos bebés nazcan con un peso y tamaño inferiores a lo normal. Así lo afirma un grupo de médicos del Hospital Queen Charlotte de Londres en la revista British Medical Journal, explicandoque los nervios, la ansiedad y el estrés provocan una reducción del riego sanguíneo que llega hasta el útero materno donde se está desarrollando el feto.
Los datos demuestran que las mujeres que sufrieron mayor estrés y ansiedad en la gestación dieron a luz niños más pequeños.
También vieron claramente que las embarazadas más estresadas presentaban anomalías en las arterias que riegan el útero. Al mismo tiempo, se pidió a las embarazadas que rellenaran cuestionarios donde debían responder sobre sus niveles de nerviosismo y estrés, comprobando que sus respuestas se correspondían -en la mayoría de los casos- con el estado anómalo de sus arterias.
Los médicos coinciden en que los niños con bajo peso y reducido tamaño al nacer suelen tener más problemas de enfermedades coronarias, diabetes y depresión que otros niños.