El extracto de brécol, aplicado tópicamente, alivia el daño de los rayos ultravioletas

 

Así lo ha constatado un equipo de científicos del Instituto Johns Hopkins de Baltimore (EEUU) en un trabajo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. El ensayo –hecho primero con ratones y luego con humanos- demostró que aplicado en cantidad suficiente el extracto reduce la inflamación y el enrojecimiento inducidos por los rayos ultravioleta en un 37%; incluso si se aplica tres días antes de tomar el sol. Ahora bien, no se trata de un bronceador con filtro solar porque no absorbe la luz ultravioleta. Es eficaz porque estimula en el interior de las células la producción de sulforafano, potente regenerador y agente anticancerígeno.