El extracto de la patata frena la acción de ciertas bacterias

 

Uno de los componentes de la patata corriente logra frenar el avance de la bacteria causante de la caries dental y de la temible E.coli, causante ésta de las infecciones en el aparato urinario.
La sustancia logra inhibir la llamada adhesión bacterial, es decir, previene que el microorganismo invasor se adhiera a las células del cuerpo; de esa forma se consigue que no llegue a infectarlas.
El hallazgo ha sido presentado recientemente durante el último Congreso de la Sociedad Americana de Microbiología que se acaba de celebrar en la ciudad de Los Ángeles.