El gasto en fármacos de España es un escándalo 

España dedicó a Sanidad en el 2009 ¡el 9,5% de su PIB! Y el gasto por habitante fue de 3.067 dólares. Tales son los últimos datos publicados por la OCDE según la cual entre 2002 y 2009 el gasto por persona en la Sanidad pública creció en España ¡un 41%!; cuatro veces más rápido que el PIB. Y ello no ya por la construcción de nuevos hospitales -once sólo en Madrid en los últimos años- y equipos de vanguardia –que también- sino porque el número de recetas farmacológicas ha aumentado de forma inaudita. De hecho el gasto en medicamentos supuso en 2009 el 18,9% del gasto sanitario total cuando en países con un sistema similar -como Suecia y Reino Unido- ese porcentaje fue –respectivamente- del 12,5% y del 11,6%. La propia Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios reconoce por ejemplo que las dosis diarias por cada mil habitantes y día pasaron de 502 en el 2000 a 754 en 2006. Y el número de recetas aumentó de 764,6 millones en 2005 (17,3 por habitante) a 957,9 millones en 2010 (20,4 por habitante). Una vergüenza además de un sinsentido.