¡El hígado se puede regenerar inyectando células madre!

 

Un equipo dirigido por el Dr. Günther Fürst en la Universidad Heinrich-Heine de Düsseldorf (Alemania) ha constatado que extraer células madre de la médula ósea, cultivarlas e inyectarlas luego en el hígado ayuda notablemente a regenerarlo. La investigación –que ha aparecido en Radiology- tenía como objeto averiguar si inyectar directamente células madre en el hígado mejora el resultado de la técnica que actualmente se usa en estos casos, la embolización venosa portal, que consiste en bloquear el riego sanguíneo que va a la parte enferma y desviarla hacia la sana para fomentar así su crecimiento. Para saberlo se seleccionaron trece pacientes que tenían enfermedades malignas notablemente extendidas en el centro del hígado y que no permitían hacer una resección quirúrgica porque quedaría menos de una cuarta parte del mismo sometiendo a siete sólo a la embolización venosa portal mientras a los otros seis se les inyectaron además células madre. Pues bien, un TAC efectuado a las cinco semanas permitió comprobar que la regeneración hepática entre quienes habían recibido también las células madre era del doble.
Una excelente noticia porque el hígado es fundamental para recuperarse de cualquier enfermedad. Ahora sólo hace falta que sean muchos los médicos que se animen a aprovechar esta circunstancia cuanto antes.