El Nobel de Medicina para los descubridores de tratamientos antiparasitarios

La Real Academia de Ciencias de Suecia ha galardonado este año con el Nobel de Medicina a tres investigadores que desarrollaron fármacos contra tres enfermedades causadas por parásitos: la malaria, la elefantiasis y la oncocercosis. A la china Youyou Tou -de 85 años- por corroborar que la artemisina es eficaz en casos de malaria y al japonés Satoshi Omura y el irlandés William Campbell por las investigaciones que permitieron desarrollar la ivermectina, fármaco útil en la elefantiasis y la oncocercosis, enfermedades infecciosas causadas por gusanos nematodos.

Youyou Tu cotejó a finales de los años sesenta -hace pues casi medio siglo- que la Medicina Tradicional China tenía razón cuando afirmaba que el extracto de la planta Artemisia annua mata los parásitos causantes de la malaria en las fases tempranas de desarrollo descubriendo luego que ello se debe básicamente a uno de sus principios activos: la artemisina.

Y Satoshi Omura -de 80 años- lograría aislar tras décadas de trabajo miles de cepas de bacterias del género Streptomyces, las estudió y lograría curar con una de ellas a ratones infectados con nematodos. Fue entonces cuando William Campbell -de 85 años- adquirió los cultivos de Omura, continuó sus investigaciones y en la década de los años setenta purificó un principio activo, la avermectina, que modificaría químicamente para aumentar su eficacia -y para poder patentarlo- dando lugar a la ivermectina.. Cabe añadir que la oncocercosis la transmiten varias especies de moscas negras y da lugar a graves lesiones en piel y ojos que puede llevar a la ceguera. La elefantiasis (o filariasis) la transmiten en cambio mosquitos, afecta a los vasos linfáticos y causa graves malformaciones, sobre todo en brazos, piernas y genitales.