El oxígeno combate el crecimiento tumoral

El oxígeno inhibe de forma rápida y eficaz el crecimiento tumoral. Lo acaba de constatar un equipo de la Universidad Northeastern de Boston (EEUU) coordinado por el profesor Stephen Garfield en un ensayo titulado Immunological mechanisms of the antitumor effects of supplemental oxygenation (Mecanismos inmunológicos de los efectos antitumorales de la oxigenación suplementaria) que acaba de publicarse en Science Translational Medicine. Según se explica en el trabajo las células cancerosas se multiplican en condiciones de hipoxia -es decir, de déficit de oxígeno- y en ese proceso producen adenosina, molécula que protege a las células cancerosas tanto de las células T como de las células asesinas naturales del sistema inmune. Algo que a juicio de esos investigadores puede evitarse en buena medida administrando al paciente oxígeno a una concentración del 60% (la concentración de oxígeno en el aire que respiramos es del 21%). De hecho aseveran que hicieron inhalar oxígeno a dos grupos de ratones -uno con cáncer pulmonar y otro de mama metastásico, ambos inducidos- y se redujo el tamaño de sus tumores aumentando la supervivencia. Reduciéndose aún más en el caso de los ratones con cáncer pulmonar cuando además se les inyectaron células T cultivadas.

Hasta aquí la noticia que confirma la aseveración de la importancia de oxigenar el organismo en caso de cáncer -repetida hasta la saciedad en nuestra revista- además de desintoxicarle, alcalinizarle y nutrirle; y que además avala la utilidad de la Ozonoterapia. Invitamos al lector a leer el artículo que con el título Utilidad de la Ozonoterapia en cáncer y otras patologías apareció en el nº 161 y el titulado El origen del cáncer está en el desequilibrio del pH que aparece en este mismo número.