El plástico provoca defectos cromosómicos en ratones

 

Bastan dosis mínimas de bisfenol A, un compuesto que se emplea en la fabricación de botellas de plástico, para interferir en la formación de los óvulos en los ratones provocando un número anormal de cromosomas, algo que en los humanos es la principal causa de abortos y de defectos de nacimiento como el síndrome de Down.
La investigadora principal del estudio -publicado en Current Biology- asegura que su trabajo ofrece “la primera evidencia de que la exposición medioambiental a bisfenol A altera la maduración de los óvulos”  añadiendo que ello “suscita importantes cuestiones sobre el potencial impacto de esta sustancia en la reproducción humana»”.
Los investigadores comenzaron a detectar un número extraordinariamente alto de errores cromosómicos en los ratones de laboratorio que empleaban en sus experimentos. Más tarde descubrieron que la razón de esas alteraciones se encontraba en las jaulas donde vivían los roedores y en las botellas que empleaban para la bebida. El plástico del que estaban hechos ambos elementos estaba dañado y liberaba pequeñas cantidades de bisfenol A. Para confirmar sus sospechas el equipo investigador realizó varios experimentos con diferentes dosis del agente contaminante y durante distintos periodos de tiempo. Las cantidades que ingirieron los animales y que provocaron aberraciones cromosómicas eran cercanas e incluso inferiores a las que se consideran seguras en humanos. Además, los efectos tóxicos se observaban incluso con exposiciones muy breves al contaminante.
Tanto los investigadores como otros expertos en toxicología coinciden en exigir que se revisen los valores considerados seguros para el ser humano y que se empleen otros materiales que no encierren riesgos para la salud. De hecho, el Comité de Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea redujo el año pasado el límite máximo permitido de ingesta diaria de bisfenol A.
En suma, no está de más ir pensando en beber sólo agua en botellas de cristal y no de plástico. Por si acaso.