El riesgo de padecer cáncer por usar teléfonos móvil

es es mucho mayor entre los niños 

Los niños no deben utilizar teléfonos móviles porque sus cráneos son más finos y su sistema nervioso aún se está desarrollando lo que los hace mucho más vulnerables a las radiaciones. Así lo aconseja Kjell Mild, catedrático de la Universidad de Orbero (Suecia) y asesor del Gobierno de su país en este ámbito agregando que también es necesario investigar más sobre la posible relación entre los mismos y enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson. Mild respondía así al catedrático Lawrie Challis quien, tras terminar un amplio estudio, dijo haber encontrado sólo una “relación muy débil" entre el uso del móvil a largo plazo con los tumores cerebrales. Claro que su investigación fue financiada de forma conjunta por el Gobierno sueco… y ¡la propia industria de la telefonía! Y en él ¡no se investigó a quienes usan móviles desde hace más de diez años! como cabía esperar.
Recordemos que hace escasos meses explicamos en estas mismas páginas que las radiaciones pueden provocar cáncer -especialmente leucemia en niños- según un informe realizado por The BioInitiative Working Group-grupo de trabajo internacional que reúne a conocidos científicos, investigadores y profesionales de programas de salud públicade todo el mundo- ydirigido por el Dr. David O. Carpenter, director del Instituto de Salud y Medioambiente de la Universidad de Albany de Nueva York. Tanto las que producen los cables de alta tensión como los transformadores eléctricos, el cableado eléctrico, las antenas de telefonía, los teléfonos móviles y otros equipos de radiofrecuencia, incluidos los Wi-Fi. Informe en el que se denunciaba ya abiertamente que los límites de seguridad adoptados por los gobiernos en las leyes son demasiado elevados y encima las empresas los sobrepasan a menudo impunemente.