El tabaco durante el embarazo puede predisponer al hijo a fumar a edad temprana

 

Las mujeres que fuman durante el embarazo pueden estar predisponiendo a sus hijos a que fumen a una edad temprana, según una investigación realizada por la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburg (EE.UU.).
La nicotina y otros productos del tabaco pueden atravesar la placenta y, de algún modo, influir en el cerebro del feto para hacerlo más propenso a probar el tabaco. El daño en el sistema nervioso central -asegura el equipo de la doctora Marie Cornelius– puede desembocar después en impulsividad, falta de atención, agresividad, depresión, ansiedad y vulnerabilidad.
Además, otros estudios indican que la exposición del feto al tabaco pude causar desórdenes en la conducta, dificultades en el lenguaje y la lectura además de problemas pulmonares.