El tungstato sódico puede revolucionar el tratamiento de la Diabetes Mellitus

La empresa Bayer viene desarrollando desde hace seis años un proyecto de investigación en colaboración con la Universidad de Barcelona sobre los efectos normoglicemiantes del tungstato sódico en la Diabetes Mellitus y los primeros estudios preclínicos apuntan importantes ventajas frente a los actuales antidiabéticos orales.
El tungstato sódico tiene la ventaja de no haber provocado hipoglucemia en animales sanos tratados con esa sustancia evitando así uno de los principales problemas, junto con la vía de administración, en el tratamiento con insulina: el shock hipoglucémico.
El tratamiento con tungstato sódico normaliza los niveles de glucosa en sangre y de insulina en plasma aumentando el contenido de insulina en los islotes y la población de células beta. Este aumento se manifiesta incluso después del tratamiento siendo capaz de recuperar la población de células beta de manera estable.