El uso regular de tintes permanentes de pelo duplica el riesgo de padecer cáncer de vegija

 

El uso regular de tintes capilares permanentes -no los semipermanentes ni los temporales- duplica el riesgo de desarrollar cáncer de vejiga. Siendo más peligrosos los tintes oscuros que los claros. La causa puede estar al parecer en las aminas aromáticas presentes en los tintes permanentes.
Al menos, así lo indica una investigación coordinada por los investigadores Manuela Gago y José Esteban Castelao, de la Universidad del Sur de California y publicad en International Journal of Cancer. Un riesgo que es aún mucho mayor entre los profesionales de la peluquería que aplican esos productos.
El estudio se efectuó durante 10 años e incluye datos de 1.500 pacientes, tanto varones como mujeres, con edades comprendidas entre los 25 y los 65 años. El riesgo -dicen- es “equiparable al causado por el tabaco cuando la utilización de estos productos es regular y frecuente, con aplicaciones mensuales de una duración superior al año”.
Hay que añadir que otros trabajos de estos investigadores sugieren que la peroxidación lipídica es un mecanismo molecular común en la carcinogénesis.