Eliminan tumores y sus metástasis inyectándoles trozos de ADN con su antígeno

Un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford (EEUU) supervisado por Ronald Levy y coordinado por Idit Sagiv-Barfi ha logrado eliminar en ratones linfomas -neoplasias en sangre, médula ósea y/o ganglios linfáticos-, tumores de mama y colon y melanomas inyectando directamente en ellos un pequeño trozo de ADN y su antígeno logrando así que los linfocitos los destruyeran. Tanto los primarios como los localizados en otros órganos. Al primer intento en 87 de 90 casos y al segundo en los otros tres. Así se anuncia en un avance que acaba de publicarse en Science Translational Medicine. El resultado es tan extraordinario que quieren probarlo lo antes posible en 15 pacientes con linfoma. Es más, se plantean la posibilidad de diseñar tratamientos que bloqueen el posible crecimiento de los tumores que surgen por mutaciones genéticas como es el caso de los genes BRCA 1 y 2 en el cáncer de mama.