Eliminar o reducir la ingesta de hidratos de carbono refinados y la proteína y grasa animal reduce el colesterol “malo”

 

Que las dietas basadas en proteínas animales y bajas en hidratos de carbono –como la propuesta en su día por el finado Robert Atkins– permiten adelgazar se sabe desde hace décadas pero sus críticos alegaban que no reducen el nivel de colesterol "malo" –el LDL- por lo que el doctor David J. A. Jenkins -del Hospital St. Michael de Toronto (Canadá)- se planteó si sucedería así también en el caso de que las proteínas y grasas fueran de origen vegetal en lugar de animal.
Así que para saberlo eligió a un grupo de 47 personas con colesterol elevado a las que dividió al azar en dos grupos uno de los cuales siguió la Dieta Atkins –baja en carbohidratos refinados- pero con proteína y grasa vegetal en lugar de animal a la que bautizó como Eco-Atkins -un 26% de carbohidratos, un 31% de proteína vegetal y un 43% de aceite vegetal- y el otro una dieta con un 58% de hidratos de carbono, un 16% de proteína y un 25% de grasa. Ambas bajas en calorías. Bueno, pues finalizado el estudio –que acaba de publicarse en Archives of Internal Medicine- se ha podido constatar que todos ellos perdieron cantidades similares de peso pero la dieta Eco-Atkins redujo más los niveles de colesterol “malo” y la presión sanguínea
En suma, multitud de investigadores de todo el mundo intentan demostrar “científicamente” lo que ya sabe y nuestro director lleva explicando desde hace una década en su obra La Dieta Definitiva.