Encuentran sustancias radiactivas en las botellas de agua mineral

Un equipo de investigadores del Centro Nacional de Aceleradores -centro mixto de la Universidad de Sevilla, la Junta de Andalucía y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)- ha comprobado tras analizar 32 marcas de agua embotellada que en algunas existe una notable concentración de polonio 210; en una proporción 100 veces superior a la del agua de grifo. Se hallaron en todas entre 0,6 y 40 milibecquerelios (mBq) por litro cuando el agua de grifo contiene solo 1 mBq por litro. Es más, encontraron asimismo uranio 234 y uranio 238, este último en mayor cantidad aun que el polonio.

La cantidad no se considera oficialmente "peligrosa" pero teniendo en cuenta que una persona ingiere a diario -de promedio- entre litro y medio y dos litros y medio de agua ingerir agua mineral de forma permanente no es una buena idea. Se trata de sustancias radiactivas que se encuentran presentes de forma natural en el suelo y la atmósfera y se incorporan a ella a través de las rocas de manantiales y acuíferos pero lo cierto es que cuando se acumula en hígado, bazo, riñones y médula puede originar daños celulares. Téngase en cuenta.