Epidemia de sarampión en Samoa con decenas de muertos

La muerte por sarampión en Samoa de 65 personas entre octubre y noviembre llevó al gobierno del país a vacunar en solo 24 horas a la tercera parte de la población: unas 40.000 personas de sus 200.000 habitantes. Según afirman habían contraído la enfermedad más de 4.200 personas de las que 172 estaban hospitalizadas. Las autoridades -con apoyo de la OMS– achacaron de inmediato la situación a los «antivacunas» y detuvieron a una de las personas que más se ha significado en ese país por negar su eficacia y alertar de su peligrosidad: Edwin Tamasese; de hecho éste llegó a afirmar en las redes sociales que el programa de vacunación masiva del Gobierno era «el mayor crimen cometido contra nuestra gente». El Gobierno -que llegó a cerrar las escuelas- argumenta que mucha gente desconfía de las vacunas porque dos bebés murieron recientemente tras ponerse una pero alegan que se debió a que se administró de forma incorrecta. Estaremos pendientes de lo que ocurra.