¿Es la inflamación una de las causas del cáncer? 

El sistema inmunitario “recalentado” podría ser una de las causas del cáncer por lo que éste podría tratarse con antiinflamatorios, según aseguran dos expertos británicos.
Muchos científicos están de acuerdo en que la inflamación, resultado de un sistema inmunitario superactivo, puede influir en el cáncer pero el Dr. Ken O'Byrne -de la universidad inglesa de Leicester- y el profesor Angus Dalgleish -del hospital St George's de Londres- van mucho más allá. En un artículo publicado recientemente en el British Journal of Cáncer afirman que la sobreactividad del sistema inmunitario mantenida durante largo tiempo es la raíz de muchas tipos de cáncer.
Si tienen razón, se abrirían las puertas para la prevención y tratamiento del cáncer mediante medicamentos que hoy se utilizan contra las enfermedades inflamatorias.
"Uno de los mayores misterios del cáncer–dice el Dr. O'Byrne- es por qué el cuerpo permite a las células que sufran mutaciones cancerosas cuando el sistema inmunitario podría impedirlo. Nosotros creemos que cuando el sistema inmunitario se recalienta, quizás por estar expuesto durante mucho tiempo a una infección o a un producto cancerígeno, pierde su capacidad de luchar contra la enfermedad y actúa en sentido contrario, es decir, favoreciendo y protegiendo a las células cancerosas. Si pudiéramos calmar esa actividad con algunos medicamentos antiinflamatorios se reducirían los casos de algunos de los cánceres más corrientes".
Cuando el sistema inmunitario empieza a actuar a causa de alguna herida, infección o reacción alérgica algunos tejidos se inflaman. Los leucocitos y otras moléculas que forman el sistema inmunitario inundan entonces esos tejidos de sangre y linfa y los tejidos, a su vez, producen muchas otras moléculas para luchar contra la infección y curar las heridas. Sólo que las mismas moléculas que estimulan la regeneración de los tejidos afectados pueden dar lugar al cáncer, según creen los científicos.
Pues bien, según el Dr. O'Byrne y el profesor Dalgleish, un sistema inmunitario superactivo puede desactivar las células del sistema inmunitario que normalmente matarían a las células cancerosas. Además, la generación de nuevos vasos sanguíneos que promueve también el sistema inmunitario como ayuda a la curación puede acabar alimentando a las células cancerosas con más oxígeno y nutrientes.
Muchas moléculas del sistema inmunitario son también muy reactivas ante algunos productos y podrían causar el tipo de daños genéticos que producen el cáncer. Los científicos creen que casi todos los agentes cancerígenos funcionan “recalentando” el sistema inmunitario.
Más información en la Universidad de Leicester. Tel.: +44 1162 52 25 22.