¿Es útil la hormona del crecimiento en la fibrosis quística?

Un informe elaborado por el Centro de Prácticas Basadas en la Evidencia del Hospital Universitario de la Universidad de Connecticut/Hartford efectuado para la Agency for Healthcare Research and Quality y titulado Efectividad de la Hormona del Crecimiento Humano recombinada (rhGH) en el tratamiento de pacientes con Fibrosis Quística sugiere que la hormona del crecimiento aumenta la estatura y peso de quienes padecen la enfermedad y “podría” mejorar la función pulmonar y fortalecer sus huesos. Además hay datos que “sugieren” que “reduce” la necesidad de hospitalizaciones. Lo que no pudo constatarse es que mejore la calidad de vida, la prolongue, detenga el avance de la patología o la cure. Y encima su uso eleva el azúcar en sangre lo que con el tiempo podría llevar al desarrollo de diabetes.

La Fibrosis Quística es una patología que afecta a múltiples órganos. Originalmente denominada Fibrosis quística del páncreas y conocida también como Mucoviscidosis se caracteriza por la dificultad para respirar debido a la formación y acumulación de un moco espeso y pegajoso que afecta a pulmones, intestinos, páncreas e hígado así como por infecciones sinusales y pulmonares, disminución del crecimiento y diarrea. Y provoca una alta expulsión de sal con el sudor.

Se considera una “enfermedad” hereditaria y provocada por la mutación de un gen llamado regulador de la conductancia transmembrana de la fibrosis quística que interviene en la producción de sudor, jugos gástricos y moco.