España ingresa en la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer

España ingresó formalmente como miembro de pleno derecho de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer -institución creada en 1965 por la Organización Mundial de la Salud- durante la reunión anual del Consejo de Gobierno celebrado en mayo pasado en Lyon (Francia). Tras la incorporación de España, la agencia -que se financia mediante contribuciones regulares abonadas por los países participantes- pasa a estar integrada por 16 miembros.
Todo un gesto de cara a la galería para dar la impresión de que el Gobierno hace algo en este tema. Sin embargo, su actuación en el caso Bio-Bac -y en otros- demuestra que, al menos al Ministerio de Sanidad, la curación del cáncer le importa un ardite. Si así fuera se habrían molestado en estudiar los ensayos clínicos sobre ese producto que obran en su poder.