España se apunta al negocio de las vacunas 

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, anunció el pasado 18 de junio que España contará en el 2012 con una planta en el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud de Granada para fabricar vacunas -en principio para la gripe A, la gripe estacional y la gripe pandémica- merced a un acuerdo entre su ministerio, el de Ciencia e Innovación de la Junta de Andalucía y los Laboratorios Rovi, empresa española que preside Juan López Belmonte. Para lo cual va a abrir una línea de “crédito especial” de 75 millones de euros. De hecho ese laboratorio español cuenta ya en el mencionado parque con unas instalaciones de ¡5.000 metros cuadrados! -que inauguraron los Reyes en mayo pasado- sugiriendo que la decisión anunciada ahora viene de lejos aunque oficialmente la planta se construyera para fabricar bemiparina, principio activo de un fármaco empleado en el tratamiento de patologías coronarias.
España se une así al grupo de países que quiere hacer negocio con las vacunas e impedir que nuestro mercado se lo queden multinacionales como Novartis, Sanofi-Aventis-Pasteur,Roche, Pfizer (que este año absorbió aWyeth), Merck (que también este año absorbió aShering-Plough) y otras.
Y eso que -como hemos denunciado hasta la saciedad- tales vacunas no servirán para prevenir el contagio sino sólo para enriquecer a los que viven de ellas. De hecho las vacunas para la gripe fracasan año tras año –en España la sufrieron hace unos meses cientos de miles de personas a pesar de las masivas vacunaciones realizadas hasta el punto de que en Madrid la situación se calificó oficialmente de epidemia- alegándose que el virus muta y no se sabe qué cepa o cepas actuarán en cada ocasión. Fantástica excusa/razón para vacunar cada año a millones de ingenuos y decirles cuando enfermen que ellos no tienen la culpa, hacen todo lo posible para protegerles y el responsable es el virus que muta y muta y muta. Y la gente se lo creerá una vez y otra y otra.
¿Que en cuatro o cinco meses aparece una vacuna “eficaz” para la gripe A como ya han anunciado consultando su bola de cristal mágica los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y no se justifica “invertir” 75 millones de euros en encontrar lo que ya está encontrado? No importa. Siempre habrá otra una buena excusa como decir que como el virus volverá a mutar habrá que seguir investigando nuevas vacunas y entonces ya estarán listas las “nuestras”.
¿Y todo esto para qué? Pues nos dicen que para prevenir el contagio de un virus –el de la gripe A- que apenas sube la fiebre, provoca un malestar muy leve y en un par de días el organismo se deshace de él sin tomar fármaco alguno. Lo que no podrá afirmarse de las vacunas que pretenden inocular a la población.
Y mientras los grandes medios de comunicación social siguen haciendo el juego a las multinacionales… Ver para creer.