Esperpéntico acuerdo del Ministerio de Sanidad con Coca-Cola

  

El pasado 10 de marzo la Ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, firmó con el Presidente de la Fundación Coca-Cola España, Marcos de Quinto,un acuerdo de colaboracióncon el objetivo de promocionar hábitos de vida saludable entre los niños y jóvenes” que se enmarca –dicen- en la estrategia lanzada por el ministerio “para luchar contra la obesidad y el sobrepeso” en España. El convenio contiene, por un lado, la puesta en marcha deactividades de información sanitaria”para lo que ambas entidades “desarrollarán conjuntamente una página webcon contenidos informativos sobre la alimentación, la nutrición, el ocio activo y saludable y todas aquellas actividades que fomenten hábitos de vida saludable”. Y, por otro, incluye “actividades de promoción de la salud”. Es decir, que promocionarán el deporte como una herramienta más para evitar el sedentarismo entra los jóvenes.
La iniciativa sería loable si no fuera porque se trata de un auténtico despropósito. Este acuerdo sólo favorece a Coca-Cola que pretende lavar así su imagen ante la sociedad con la complicidad de una clase política carente de sentido común. ¿Cómo osa el Ministerio de Sanidad firmar un acuerdo así? Las colas y refrescos azucarados y gaseados han sido ampliamente denunciados como perjudiciales para la salud, especialmente en el caso de los niños. Tal convenio es, pues, un esperpento. Si al ministerio le preocupa de verdad la salud de los ciudadanos y el problema de la obesidad lo que tendría que hacer es plantearse la prohibición de la venta de tales productos. Apoyarlos con acuerdos como éste es grotesco.