"Estoy como el tiempo" 

 

¿Cuántas veces no ha dicho usted, cuando el tiempo estaba revuelto, "estoy como el tiempo"? Muchas, ¿verdad? Bueno, pues el Dr. William Bird, médico del Servicio Meteorológico Nacional de Gran Bretaña, ha descubierto que ese dicho tiene mucho de verdad.
Bird trabajó todo el año pasado con el Servicio Nacional de Salud británico para relacionar los datos meteorológicos con los ingresos en los hospitales y tratar de establecer tendencias que los relacionaran. Y aunque el estudio se encuentra todavía en fase experimental sus resultados iniciales son claros. De hecho, ya se ha descubierto, por ejemplo, que tres días después de una caída brusca de temperatura aumentan las muertes por ataques al corazón, a los cinco días las muertes por ataques cerebrales y a los doce días el número de casos en que se recrudecen los problemas respiratorios.
Según Bird llegará incluso un día en el que se podrán hacer "pronósticos meteorológicos personales"; es decir, que se podrán consultar diariamente las previsiones meteorológicas y saber de antemano cómo podrían afectar a nuestra salud.
Más información en:  www.the‑ba.net