Fallece el británico al que le extirparon un riñón por equivocación

 

Graham Reeves, el ciudadano británico de 70 años al que un cirujano le extirpó hace escasas semanas un riñón sano por error y de cuyo caso nos hicimos eco, ha fallecido en el hospital un mes después de la intervención. Reeves se había sometido a una segunda operación, esta vez para extraer el otro riñón, enfermo a causa de la septicemia que padecía.
El cirujano que llevó a cabo la primera operación está siendo investigado también por una intervención de próstata, el pasado julio, tras la cual el paciente murió por ciertas complicaciones.