Fallece el doctor Fernando Jiménez del Oso  

 

Fernando Jiménez del Oso, Doctor en Psiquiatría -actividad profesional que nunca dejó de ejercer- falleció a los 63 años en la madrugada del domingo 27 de marzo en el Hospital La Princesa de Madrid a causa de un cáncer de pulmón. Su enorme popularidad, sin embargo, la alcanzaría al adentrarse en televisión y hablar a los espectadores con un estilo singular y característico de las medicinas complementarias y alternativas, los misterios de las civilizaciones antiguas, el fenómeno OVNI, las llamadas capacidades paranormales (telepatía, psicocinesis, precognición,  etc.), la espiritualidad o la existencia de vida después de la muerte. Su debut en televisión lo haría de la mano de Chicho Ibáñez Serrador en “Historias para no dormir” siendo fichado a continuación por José María Íñigo para llevar un miniespacio en su programa 'Todo es posible en domingo”. Poco después, a comienzos de 1976, pasaría a dirigir en televisión el programa “Más allá” que le lanzaría definitivamente a la fama.Desde entonces dirigió y presentó otros programas de televisión entre los que cabe mencionar“La puerta del misterio”, “La España mágica” o “En busca del misterio”. Destacan también las dos series documentales de televisión que escribió y dirigió en 1989 sobre las culturas mexicana y peruana tituladas "El Imperio del Sol" y "El otro México", coproducidas por la Televisión de Galicia, Euskal Telebista y la Sociedad Estatal Quinto Centenario.
Cofundador en 1989 de la revista “Más Allá de la Ciencia” –que dirigió durantes los primeros meses- fundaría un año después una nueva: “Espacio y Tiempo“. Tras su desaparición crearía en 1996 “Enigmas”, publicación que seguía dirigiendo en la actualidad. Autor de numerosos libros, artículos y colecciones enciclopédicas era ampliamente conocido en numerosos países, especialmente de Iberoamérica.
Fernando fue enterrado en el cementerio de La Paz -sito en la localidad madrileña de Tres Cantos- en la mañana del lunes 28 estando arropados sus hijos Pablo y Fernando y su mujer Pilar –también médico psiquiatra- por más de un centenar y medio de allegados.
Amigo entrañable desde hace muchos años de algunos de quienes hacemos esta revista ha dejado una huella imborrable en nuestro corazón. Nunca le olvidaremos.