Flagrantes conflictos de intereses

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) ha pedido a la Directora Ejecutiva de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), Ángela López de Sá, que durante dos años se abstenga de opinar y actuar en todo lo que tenga que ver con refrescos. ¿La razón? Que antes de acceder a ese cargo con motivo de la llegada al poder del Partido Popular fue -entre enero de 2007 y marzo de 2012- Directora de Asuntos Científicos y Normativos de Coca-Cola Iberia.
Cuando la AESAN tiene entre sus cometidos “promover el consumo de los alimentos sanos” y “promocionar la salud en el ámbito de la nutrición, especialmente en la prevención de la obesidad”. Por su parte, el que fuera Secretario de Estado de Medio Rural y Agua entre 2008 y 2011 con el Gobierno del PSOE, Josep Puxeu, ha sido elegido Director General de la Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes Analcohólicas (ANFABRA). Y luego intentarán convencernos de que las medidas de salud tomadas por nuestras autoridades en el ámbito alimentario no están condicionadas por los intereses de la industria. En fin, confiemos en que algún día el público sepa la verdad sobre los efectos de esas bebidas, algo que nuestros lectores habituales ya deberían saber si leyeron el artículo que con el título El abuso de bebidas con gas –sobre todo de colas- perjudica seriamente la salud publicamos en el nº 91 y que los interesados tienen a su disposición en www.dsalud.com.