Francia toma medidas sobre los teléfonos móviles

La Agencia Nacional de Seguridad Alimentaria, Medio Ambiente y Trabajo (ANSES) de Francia publicó el pasado 21 de octubre un documento sobre los efectos que en la salud provocan las ondas emitidas por los teléfonos móviles lo que hizo que los ministros de Salud, Transición Ecológica y Economía y Finanzas hayan decidido tomar cuatro medidas:

1) Solicitar a la Comisión Europea que se endurezcan los requisitos para los nuevos teléfonos móviles exigiendo que las pruebas de radiación se hagan estando los usuarios en contacto con el aparato -que es lo real- y no a 5 mm como hasta ahora.

2) Informar a los usuarios de las emisiones que produce cada modelo de teléfono móvil y la distancia mínima a la que deben usarse.

3) Pedir a los fabricantes que actualicen el software de los modelos que ya se comercializan. Y,

4) Incrementar el control en un 30% a partir de 2020.

Finalmente recuerdan a los usuarios que para reducir la exposición a las radiofrecuencias lo mejor es usar un kit de manos libres, no pegar el teléfono al oído, elegir móviles con baja tasa de absorción, utilizar mensajes de texto para comunicarse en vez de hablar, usarlos en áreas con buena recepción y evitar mantener conversaciones largas.