Fármacos contra los problemas de vaciamiento estomacal


Sanidad retira del mercado Prepulsid y Arcasin  

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios -dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo- no permitirá que se siga comercializando a partir del 1 de enero próximo la cisaprida, sustancia utilizada para el vaciamiento estomacal (gastroparesia) y que en España se comercializa bajo las marcas Prepulsid y Arcasin… a petición de los propios laboratorios que los comercializan: Janssen-Cilag y Dr. Esteve.
La excusa para que pueda venderse unos meses más –sabiendo que a la gente no se la informa de estas cosas- es la de siempre: "garantizar" su disponibilidad "en aquellos casos excepcionales en los que sea imprescindible el tratamiento con cisaprida" ; es decir, en los pacientes que no han respondido a otras alternativas terapéuticas o en los que éstas estén contraindicadas así como en la exacerbación aguda y grave de gastroparesia crónica demostrada en adultos o en casos de reflujo gastroesofágico patológico demostrado en niños. Sólo que si esa fuera la verdadera razón de prolongar la venta, ¿qué harán tales enfermos a partir del 1 de enero si de verdad no hubiese alternativas para ellos?
Hay que decir que ya en junio del 2000 se decidió restringir las indicaciones y las condiciones de uso de este fármaco “ante el riesgo de aparición de arritmias ventriculares graves”. Y posteriormente, también en el año 2002, tras una nueva revisión del balance beneficio-riesgo del producto, la Comisión Europea “actualizó” otra vez sus indicaciones estableciendo además la obligación de mantener un registro de todos los pacientes tratados con el fármaco y realizar un seguimiento exhaustivo de los mismos a fin de garantizar que sólo se administraría según las condiciones dictadas.
En suma, nuevos fármacos que se retiran del mercado por su peligrosidad… después de años de venta. Suma y sigue.