GENOMA HUMANO: EL PUZZLE MÁS GRANDE DEL MUNDO

La compañía norteamericana PE Celera Genomics anunció el pasado 6 de abril que había completado la secuencia del genoma humano. Lo cierto, sin embargo, es que no ha descubierto el mapa genético humano: lo que ha hecho –muy importante- es descifrar los elementos del genoma de un ser humano, de un solo hombre concreto cuya identidad se guarda en secreto.
Se calcula que los seres humanos tienen en común el 99,9% de su código genético –está por demostrar- y que sólo el 0,01% restante es lo que diferencia a unos individuos de otros. Por eso Celera Genomics va a utilizar los códigos genéticos de seis personas de raza diferente y, a partir de ahí, mediante procesos de secuenciación, multiplicación y combinación, hallar el verdadero mapa genético de nuestra especie en la confianza de que, una vez concluida esta fase, los científicos puedan utilizar la información para elaborar terapias y tratamientos “a la carta”. Asimismo, servirá para conocer las mutaciones genéticas que hacen que una persona desarrolle una determinada enfermedad y otra no.
Actualmente se cree que el genoma humano está compuesto por entre 80.000 y 100.000 genes aunque por el momento apenas han sido identificados 3.000. El conocimiento de todos ellos es la meta en la que hoy los científicos centran sus esfuerzos pero el proceso será largo. Aún se puede tardar un siglo en descubrir todos los secretos que el ADN guarda en su interior.
El genoma humano puede ser fácilmente comparado con una enciclopedia de varios tomos que se descomponen en frases. Éstas estarían formadas de palabras que asimismo se subdividen en letras. Pues bien, cada letra se correspondería con lo que se llama un nucleótido. En el “abecedario humano” existen cuatro tipos de letras -A, C, T y G- que se corresponden con los nombres de adenina, timina, guanina y citosina. Y la combinación de estas iniciales permite formar 3.000 millones de palabras.
Bien, pues Celera Genomics ya tiene esas palabras. Ahora le descubrir y leer la gran mayoría de las frases (genes) que éstas forman. “Frases” que, a su vez -siguiendo con la comparación-, compondrán capítulos. Y éstos, a su vez, un tomo. Y como quiera que la colección completa de nuestro genoma consta ¡de 23 tomos! podrá imaginar el lector lo que aún queda por hacer.