Google prohibirá la publicidad de los tratamientos médicos especulativos y experimentales

Google ha decidido prohibir la publicidad de los tratamientos médicos especulativos y experimentales; lo anunció el pasado 11 de septiembre Adrienne Biddings, responsable de las políticas de publicidad de la compañía, mediante un comunicado que publicó en el Blog Oficial de Google España titulado Nueva política de publicidad para tratamientos médicos especulativos y experimentales  en el que se dice textualmente:

«Revisamos periódicamente nuestras políticas publicitarias y por ello hoy anunciamos una nueva política cuyo objetivo es prohibir la publicidad de técnicas médicas que no están comprobadas o son experimentales, como la mayoría de la terapia con células madre, la terapia celular (no madre) y la terapia génica. Esta nueva política prohibirá los anuncios que venden tratamientos que no tienen una base biomédica o científica establecida. La nueva política también incluye tratamientos basados en hallazgos científicos básicos y experiencia clínica preliminar pero que actualmente no cuentan con pruebas clínicas formales suficientes para justificar el uso clínico generalizado.

Sabemos que los descubrimientos médicos importantes a menudo comienzan como ideas no comprobadas  y creemos que los ensayos clínicos supervisados y regulados son la forma más confiable de probar y demostrar avances médicos importantes. Al mismo tiempo, hemos visto que ha crecido el número de personas que intentan aprovecharse de otras ofreciendo tratamientos engañosos y no probados. Muchas veces estos tratamientos pueden suponer un riesgo para la salud y creemos que no tienen cabida en nuestras plataformas.

Los expertos en este campo apoyan tales restricciones. El presidente de la Sociedad Internacional para la Investigación de Células Madre, Deepak Srivastava, apunta: «La nueva política de Google que prohíbe la publicidad de medicamentos especulativos no solo es bienvenida sino que se trata de un paso muy necesario para frenar la comercialización sin escrúpulos de este tipo de tratamientos como las terapias con células madre no comprobadas. Si bien las células madre tienen un gran potencial para ayudarnos a comprender y tratar una amplia gama de enfermedades la mayoría de las intervenciones con ellas siguen siendo experimentales y sólo deben ofrecerse a los pacientes a través de ensayos clínicos bien regulados. La comercialización prematura de productos no probados de células madre amenaza la salud pública, su confianza en la investigación biomédica y socava el desarrollo de nuevas terapias legítimas.

Sabemos que también hay buenos actores en este espacio que realizan importantes investigaciones que pueden conducir a grandes avances médicos. Continuaremos permitiendo la publicidad sobre ensayos clínicos y apoyaremos a los médicos para que puedan promover sus hallazgos e investigaciones entre el público. A medida que salgan a la luz nuevos hallazgos y los organismos reguladores supervisen el desarrollo de éstos continuaremos evaluando nuestras políticas y realizando actualizaciones según sea necesario».

Tal es el comunicado de Google que hemos transcrito de forma literal para que el lector compruebe exactamente lo que dice y corrobore personalmente que se refiere básicamente a fármacos y tratamientos médicos recientes y no a tratamientos de las medicinas alternativas y complementarias. Lo que aclaramos porque algunos de los grandes de medios de comunicación españoles han tergiversado una vez más la información pretendiendo hacer creer eso a la población. Dos simples ejemplos: Redacción Médica tituló la noticia así: Google veta de su publicidad los anuncios de pseudociencias. Y el otrora admirado e influyente diario El País empezó la noticia de esta manera: «Lejía para tratar el autismo. Bebidas que curan el cáncer en solo 42 horas. Jengibre con propiedades milagrosas. Son solo algunos de los bulos sanitarios que circulan por Internet». Y es que la manipulación de algunos llega a extremos vomitivos.