Hacer ejercicio equivale a 10 vasos de leche para fortalecer los huesos 

Sudar la gota gorda en un gimnasio beneficia más a nuestros huesos que 10 vasos de leche o cinco pastillas de complementos de calcio, según un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition.
Durante la etapa de formación ósea en una persona la actividad física es más importante que el consumo de calcio, siempre y cuando la ingestión del mineral se aproxime a los valores mínimos recomendados, según el informe elaborado por el Centro Médico de la Universidad de Cincinnati (EE.UU.).
Aunque los nutricionistas recomiendan ingerir entre 1 y 1,2 gramos diarios de calcio (cantidad de un litro de leche) para fortalecer los huesos, los ejercicios físicos resultan un ingrediente indispensable si se quiere lograr este propósito.
Los especialistas norteamericanos están de acuerdo en la importancia de acumular la mayor densidad ósea posible antes de los 25 años de edad porque después tiene lugar un debilitamiento gradual que puede desembocar en osteoporosis e, incluso, fracturas.
Para cubrir el gramo de calcio necesario al día se pueden tomar 3 vasos grandes de leche, 100 gramos de queso parmesano, 300 gramos de calamares, cinco ostras o cinco porciones generosas de helado cremoso. Cuestión de elegir.