Hallan el mecanismo que repara la capa epitelial 

 

Un equipo del Instituto Médico Howard Hughes coordinado por Michael J. Welsh asegura haber descubierto el mecanismo que permite al epitelio comenzar a regenerarse nada más resultar dañado. Según explican, las células epiteliales generan dos proteínas -la heregulina y la erbB2- cada una de las cuales se halla a uno y otro lado de la célula. Pues bien, cuando la célula resulta dañada la barrera que las separa se destruye y cada una de las proteínas puede activar a la otra estimulando así la división celular y promoviendo una cicatrización rápida y eficaz. La alteración de este sistema natural es lo que puede provocar enfermedades de las vías aéreas como la fibrosis quística y el asma.
Es más, este descubrimiento puede tener implicaciones en el tratamiento del cáncer. Porque si durante su desarrollo las células forman tejidos al adherirse entre ellas por medio de empalmes intracelulares es obvio que esas uniones no sólo proporcionan una barrera sino que son claves para el control de la polaridad, la diferenciación y la proliferación. Por tanto, la alteración de esos empalmes y de la polaridad podría estimular la proliferación incontrolada de las células epiteliales generando una estructura de múltiples capas y, potencialmente, cáncer. Esta hipótesis se apoya en el hecho de que cerca del 90% de las enfermedades malignas de los adultos tienen su origen en el epitelio.