Hallan una de las claves del envejecimiento prematuro

Un equipo conjunto del Instituto Salk de California y la Academia China de las Ciencias de Pekín coordinado por el investigador español Juan Carlos Izpisúa ha publicado en Science un singular descubrimiento: que el Síndrome de Werner -nombre que recibe el envejecimiento prematuro que afecta en el mundo a unos miles de personas- se debe a la mutación de un gen llamado WRN que provoca una desorganización de la heterocromatina celular. Según este equipo podría tratarse de una de las claves del envejecimiento no ya de esos enfermos sino de todos porque según afirma "la desorganización de la heterocromatina es reversible”. La noticia fue recogida por los medios de comunicación como una posibilidad real de encontrar un método que nos permita ser mucho más longevos pero tal extrapolación es absolutamente exagerada: el trabajo se ha hecho en cultivos de células-madre embrionarias humanas.