Hallan una secuencia de cuatro aminoácidos que detecta tejido dañado

Un grupo de científicos del Sanford Burnham Prebys Medical Discovery Institute (SBP) de Estados Unidos coordinado por Erkki Ruoslahti ha descubierto que existe un péptido compuesto por cuatro aminoácidos -cisteína, alanina, glutamina y lisina- denominado CAQK que detecta el tejido cerebral dañado y puede usarse para enviar hasta él nanopartículas o principios activos inoculándolos por vía intravenosa. Lo que hace ese péptido es unirse a los proteoglicanos de sulfato de condroitina que rodean las neuronas. El trabajo acaba de publicarse en Nature Communications.

Hasta ahora las lesiones cerebrales agudas se tratan básicamente reduciendo la presión intracraneal y manteniendo el flujo sanguíneo dejando al organismo que haga la reparación; mientras se prueban más de un centenar de compuestos que puedan ayudar disminuyendo la inflamación, el exceso de radicales libres, la sobreexcitación neuronal y, finalmente, la muerte celular.

“Nuestra idea -explican- era encontrar una alternativa a la inyección directa de agentes terapéuticos en el cerebro ya que es invasiva y puede dar lugar a más complicaciones y este péptido va a permitir llevarlos hasta la zona dañada administrándolos simplemente por vía intravenosa. No solo hemos demostrado ya que el CAQK lleva moléculas y nanopartículas del tamaño de medicamentos a las zonas dañadas en modelos de ratón con lesiones cerebrales agudas sino que funciona en muestras tisulares cerebrales humanas”.  Añadiendo: “Este péptido podría utilizarse asimismo para identificar lesiones cerebrales, incluso las leves, uniéndolo a materiales que puedan ser detectados por los dispositivos de imágenes médicas”. Según aseguran este péptido “puede distribuir nanopartículas que se pueden cargar con moléculas grandes y eso podría permitir terapias de enzimas o de silenciación de genes”. El equipo de Ruoslahti lo está ya probando en animales con lesiones de médula espinal y esclerosis múltiple.