Histeria en la OMS

 

Acusados los dirigentes de la OMS en todo el mundo de su nefasta gestión en el caso de la inexistente pandemia de gripe A/H1N1 éstos han decidido pasar al contraataque e intentan amedrentar a todo el mundo para que nadie discuta las nuevas decisiones que sobre las vacunas van a volver a tomar en breve. Y la estrategia es acusar ¡a la propia industria farmacéutica y a las agencias reguladoras de medicamentos! por los retrasos que se produjeron en la distribución de vacunas a los países en desarrollo durante la pasada. Y lo ha hecho por boca de la aún –inexplicablemente- Directora General Margaret Chan que ha osado advertir a todo el mundo –en realidad se dirige a los gobiernos y médicos no aborregados- de que “la próxima vez (luego ya prevé que va a haber pronto una próxima vez)no podrá haber obstáculos que afecten a la planificación establecida por la OMS”.

Es evidente que han perdido la vergüenza. Nosotros lo advertimos desde ya: se van a poner en marcha nuevas campañas “preventivas” de vacunación masivas absolutamente injustificadas y peligrosas. Quieren hacer dinero como sea.