Hombre con el cerebro dividido en dos ayuda a los científicos a estudiar el córtex

 

Las personas pueden sobrevivir con su cerebro dividido en dos. Al menos, así parece demostrarlo la experiencia de Joe, un británico enfermo de epilepsia al que se le cortaron los enlaces que comunicaban los dos hemisferios de su cerebro para aliviar los ataques que padecía. El hombre, que ahora vive con dos cerebros independientes, está ayudando a los investigadores del Darmouth College de New Hampshire a descubrir los secretos del encéfalo.
El hemisferio izquierdo de Joe, encargado de habilidades humanas como el lenguaje, funciona de forma normal mientras que el hemisferio derecho no interfiere en esta actividad. El problema surge cuando es necesario activar el hemisferio derecho, encargado de la percepción espacial y la definición de las formas.
Los expertos consideran que es posible que el hemisferio izquierdo, al desarrollarse, requiera cada vez más porción de córtex para el crecimiento de la capacidad de lenguaje, circunstancia que iría en detrimento del hemisferio derecho y sus habilidades.
En todo caso, hay muchas cosas aún por averiguar.