Identifican una proteína que impide la reparación de células nerviosas

 

Un grupo de científicos británicos, estadounidenses y suizos ha identificado una proteína que podría ser la responsable de que las células nerviosas dañadas no se regeneren. El descubrimiento podría suponer una esperanza para las personas discapacitadas a raíz de una embolia o de lesiones en la médula espinal.
Las células nerviosas pueden sobrevivir a un daño, contrariamente de lo que sucede con otros tejidos humanos, pero los axones que las conectan y por los que transmiten impulsos nerviosos no vuelven a regenerarse. Pues bien, la causa está en una proteína inhibidora llamada Nogo según las investigaciones llevadas a cabo en las Universidades de Yale y de Boston (EE.UU.), de Zurich y del Instituto Federal Suizo de Tecnología.
Según los expertos, aunque las terapias experimentales para las víctimas de una embolia o las que tienen lesiones en médula espinal aún están muy lejos, este descubrimiento puede suponer un gran avance para el estudio de desórdenes neurológicos sobre todo porque abre una puerta a la regeneración de los axones en el cerebro y la médula espinal.