Implantan a un diabético un páncreas artificial que detecta el nivel de azúcar y bombea insulina

 

Un equipo de cirujanos de la Clínica Universitaria Saint-Luc, en Montpellier (Francia), ha implantado a un paciente diabético un páncreas artificial que suministra automáticamente insulina cuando el detector que lleva incorporado detecta un inadecuado nivel de glucosa en la sangre.
Esta operación va a permitir evaluar la duración de vida del dispositivo detector del azúcar, que se llama censor y que ha sido diseñado para dos años”, explicó el profesor Eric Renard, uno de los cirujanos del equipo, quien añadiría que unos 50 pacientes van a beneficiarse del invento en esta fase preliminar. Se trata de una técnica que los expertos confían en que cambie notablemente la vida de las personas diabéticas.