IMPLANTE DE LENTES INTRAOCULARES PARA PERSONAS CON CATARATAS

 

Las autoridades sanitarias norteamericanas han aprobado el primer implante de lentes intraoculares para pacientes con cataratas que, además, puede corregir otro problema adicional de la vista: el astigmatismo. Las cataratas -u opacidad del cristalino- afectan sobre todo a las personas mayores. Se calcula que uno de cada cinco de estos pacientes tiene también astigmatismo, defecto de la córnea que causa distorsión de la imagen incluso después de una operación de cataratas. Hasta ahora las personas con cataratas necesitaban llevar gafas o lentillas para ver con claridad, pero según los estudios realizados las nuevas lentes intraoculares -llamadas Staar Toric, pueden corregir el astigmatismo de tal forma que los pacientes no necesitan llevar gafas.
Las lentes se implantan mediante una operación de cataratas en las que se realiza una microincisión y el grado de mejora en la visión depende de qué cantidad de astigmatismo tiene el paciente antes de la intervención y de la precisión del cirujano al instalar las lentes.