Implantes de semillas radioactivas podrían controlar el cáncer de próstata

 

La Braquiterapia o implantación de pequeñas semillas radioactivas podría servir para controlar el cáncer de próstata en pacientes en los que la enfermedad no se haya extendido más allá de la glándula. El estudio, dirigido por el doctor Haakon Ragde y realizado en el Northwest Prostate Institute de Seattle (EE.UU.) asegura que la técnica es tan eficiente o mejor que el método tradicional de la cirugía. Tras evaluar los casos de 229 pacientes durante 10 años los médicos comprobaron que el 70% no presentó síntomas de cáncer de próstata.
Entre los pacientes del grupo de bajo riesgo y que por ello sólo recibió el tratamiento de Braquiterapia, el 66% no presentó signos de la enfermedad después de diez años; mientras, entre los del grupo de alto riesgo a los que se sometió a terapia de radiación externa, el porcentaje fue del 79%.