Instalan en la calle desfibriladores cardiacos

 

La ciudad de Londres será desde ahora más segura para quienes sufren del corazón ya que las autoridades han decidido instalar en la calle nueve desfibriladores cardiacos para atender a la gente que lo necesite con urgencia. Ello podría salvar la vida de quien atraviese una crisis cardiaca en plena calle.
Y es sólo es el principio. Se prevé introducir 700 aparatos idénticos en paradas de autobús, estaciones de tren, centros comerciales y aeropuertos de aquí al año que viene.
Los desfibriladores son dispositivos para reanimar el corazón de las personas que sufren paradas cardíacas.