INVENTAN UN TELÉFONO PORTÁTIL PARA LOS ENFERMOS DE CORAZÓN

 

El cardiólogo alemán Raimund Erbel, del Clínico Universitario de Essen, ha creado un teléfono portátil para los enfermos cardiacos que permite ofrecer un diagnóstico ultrarápido si quien lo lleva se siente mal. Así, al efectuar la llamada se activa automáticamente en el hospital el banco de datos con el historial del paciente, con lo que los médicos puede consultarlo sobre la marcha. Además, apoyando el teléfono en el pecho del enfermo se puede realizar un electrocardiograma inmediato gracias a los dispositivos de captación que lleva el aparato.
El teléfono está también pensado para localizar al enfermo en caso de que éste se encuentre inconsciente o incapacitado después de un accidente, caída o ataque cardiaco.
Los médicos alemanes esperan que se comercialice pronto a un precio no mucho más elevado que el de un teléfono portátil convencional.