Israel quiere que se avise del riesgo de padecer cáncer por usar el móvil

El Gobierno de Israel está dispuesto a aprobar una ley que obligue a los fabricantes de teléfonos móviles a etiquetar sus productos –y los anuncios que emitan o publiquen sobre ellos con este lema:“¡Atención! El Ministerio de Salud advierte de que el uso prolongado de este aparato así como llevarlo cerca del cuerpo puede aumentar el riesgo de padecer cáncer, especialmente entre los niños”. Proyecto de ley que ya ha sido respaldado de forma unánime por todos los grupos parlamentarios. Es más, se van a prohibir todos los anuncios cuyo público objetivo sean los menores de edad. Violar esa norma constituirá un delito.
"El proyecto de ley aprobado es un enorme paso adelante en la concienciación pública sobre los posibles peligros del uso de los teléfonos móviles –afirmaría el parlamentario Khenin. Añadiendo: "Dados los preocupantes resultados de diversos estudios israelíes e internacionales le corresponde al Gobierno llamar la atención públicamente sobre los posibles riesgos. La gente tiene que tener más cuidado con la utilización de los teléfonos móviles y se debe hacer especial hincapié en proteger a los niños".
Mientras, en España, nuestros representantes políticos no sólo se hacen los locos sino que siguen instalando en todo tipo de lugares públicos antenas de telefonía y sistemas Wi-Fi. Hasta en las escuelas. Demostrando con ello claramente que ya no les funcionan bien sus cerebros; probablemente estén ya fritos de tanta radiación electromagnética.