Italia podría prohibir fumar en todos los locales cerrados 

El ministro de Sanidad italiano –Umberto Veronesi– está decidido a trasladar su lucha profesional contra el cáncer –es oncólogo- al terreno político. Para ello ha elaborado un proyecto de ley por el que se prohíbe fumar en cualquier local cerrado, sea público o privado, salvo en los domicilios.
Es decir, en oficinas, universidades, escuelas, tiendas, transportes, estaciones, centros deportivos o culturales, restaurantes, bares, discotecas… Lo que sí se permite es el establecimiento en ellos de un área de fumadores.
Las multas por incumplimiento podrían llegar a las 32.000 pesetas. La ley no va ser muy popular ya que uno de cada cuatro italianos fuma. Además, actualmente ya existe la prohibición de fumar en hospitales y aeropuertos y la gente apenas hace caso.