La adicción a los videojuegos de acción afecta muy negativamente al cerebro

Abusar de los videojuegos de acción puede afectar negativamente al hipocampo del cerebro aumentando el riesgo de padecer depresión, esquizofrenia, estrés postraumático y alzheimer. Así lo asegura al menos el investigador de la Universidad de Montreal (Canadá) Greg West en un trabajo recién publicado en Molecular Psychiatry tras pedir a 51 hombres y 46 mujeres que jugaran a conocidos videojuegos en los que se dispara a personas en la pantalla y a dos juegos en 3D de la serie Super Mario durante 90 horas.

“Mejoran la atención visual y la memoria a corto plazo pero afectan negativamente al hipocampo –explica-. Lo hemos comprobado tras obtener imágenes cerebrales de jugadores habituales y compararlas con las de personas que no juegan. Y es evidente que los adictos a los videojuegos tienen menos materia gris en su cerebro”. El hipocampo es la parte del cerebro que regula tanto la memoria espacial como la episódica y funciona mejor cuanta más materia gris hay en él. Según West los videojuegos hacen que el hipocampo se use menos y pierda células. El estudio agrega que las personas con problemas neurológicos deberían abstenerse de su práctica.