LA AGRESIVIDAD EN LOS NIÑOS TIENDE A DESAPARECER CON LA EDAD

 

Los problemas de agresividad, hiperactividad y mal comportamiento que presentan algunos niños tienden a desaparecer cuando crecen y sólo en un mínimo porcentaje de casos serán adolescentes conflictivos. Así lo asegura en la revista norteamericanaChild Development un grupo de investigadores de la Universidad de Montreal (Canadá) tras estudiar a 1.307 chicos de ámbito urbano desde el jardín de infancia hasta los 18 años. Para ello pidieron a sus profesores que puntuaran su agresividad física, rebeldía, mal comportamiento e hiperactividad, examinando luego si los jóvenes tenían algún historial delictivo.
Según el estudio, sólo uno de cada ocho chicos que había sido especialmente agresivo en el jardín de infancia siguió con este comportamiento en su adolescencia. Se identificaron varios grupos de jóvenes: quienes fueron poco conflictivos a cualquier edad, quienes tuvieron algunos o muchos problemas en la niñez pero pocos en la juventud y aquellos que siempre fueron problemáticos. En cada grupo, menos del 5% continuó teniendo problemas durante la adolescencia.
También se descubrió que la agresividad física no estaba siempre ligada la hiperactividad. En principio, sólo los niños que fueron agresivos tenían más posibilidades de seguir así durante su juventud y convertirse en delincuentes.