La ansiedad y algunos tipos de fobias podrían tener origen genético

 

Científicos españoles del Centro de Genética Médica y Molecular de Barcelona han publicado en la revista Nature un estudio según el cual los trastornos de ansiedad o fobias son formas atroces de miedo irracional que podrían estar en parte causadas por un inusual doble acto genético.
Los científicos se desplazaron hasta un pequeño pueblo catalán buscando casos de fobias o ansiedad y encontraron que los miembros de las familias que lo padecían tenían algo en común: el cromosoma 15 era diferente, bien algo más corto o algo más largo.
En los fóbicos, una sección de este cromosoma se doblaba. El 97% de las personas con trastornos de pánico tenían una doble copia del segmento de ADN en comparación con el 7% de la población general.
Sospechando que el doblamiento de los genes podía ser la causa los investigadores produjeron ratones con copias extra del gen sospechoso. Nacieron entonces ratones muy nerviosos, que huían en cuanto veían una rata. También tenían niveles alterados de la sustancia química serotonina, encargada del humor.
Entre 5 y 10 millones de personas en Europa resultan afectadas por trastornos relacionados con el pánico. Cada persona tiene entre un 1% y un 3% de posibilidades de desarrollarlo durante sus vidas. Sin embargo, los investigadores aclaran que otro tipo de genes así como las experiencias vitales también juegan papeles determinantes.