La artritis reumatoide la causa una mala flora intestinal

La artritis reumatoide se considera una patología inflamatoria autoinmune mediada por linfocitos T que degenera de forma progresiva las articulaciones sin que se sepa aún la causa aunque ésta podría estar en un mal estado de la flora intestinal. Al menos a esa conclusión ha llegado un equipo de investigadores del Hospital General de Massachussets de Boston (EEUU) coordinado por Annalisa Pianta en un trabajo publicado en The Journal of Clinical Investigation. “Nuestros hallazgos apoyan la hipótesis de una asociación entre las autoinmunidades intestinal y sinovial”, afirman. Tras estudiar el líquido sinovial de las articulaciones los investigadores encontraron dos autoantígenos que podrían ser los responsables: la N-acetilglucosamina-6-sulfatasa (GNS) y la filamina A (FLNA). Hablamos de proteínas muy similares a las producidas en nuestros intestinos por las especies bacterianas comunes Prevotella y Parabacteroides en el caso de la GNS y por especies de los géneros Prevotella y Butyricimonas en de la FNLA. Se confirma pues que una flora intestinal dañada puede ser causa de buena parte de las patologías autoinmunes.