LA CAFEÍNA MODIFICA LAS CÉLULAS CEREBRALES

 

La cafeína puede afectar a la memoria porque modifica la estructura de las dendritas, las prolongaciones de las células del sistema nervioso central, según indica un estudio publicado en “Proceedings of the National Academy of Sciencies”.
La investigación -realizada en el Instituto Weizmann, en Rehovot (Israel)- muestra que si se aplica cafeína a las células nerviosas, las dendritas -que hasta ahora se habían relacionado con la memoria a largo plazo- crecen en longitud y desarrollan nuevas terminaciones.
Los investigadores trabajaron con células del hipocampo, la parte del cerebro que juega un importante papel en el aprendizaje y la memoria. Cuando no las estimulaban, las células no hacían nada durante 3 y 4 horas. Sin embargo, al añadir cafeína a las células elevaban su nivel de calcio y aumentaban un 33% de su tamaño.
Aunque el calcio es un factor importante en la transmisión de señales y comunicación celular en el cerebro los científicos afirman que es necesario investigar más el proceso. Los resultados del estudio sugieren que una modesta y temporal subida de los niveles de calcio provoca la proliferación de las células cerebrales pero un aumento más prolongado y fuerte las lleva al colapso. Por ello, las implicaciones de la cafeína en el aprendizaje y la memoria a largo plazo no están claras todavía.