La cantidad de luz solar que recibimos es cada vez menor

 

La luz solar que llega a la superficie terrestre disminuye año tras año de forma alarmante. De hecho en 1992 era ya un 10% menor que en 1958. Se calcula que se reduce ¡un 2,7% por década! Siendo más acentuado el problema en Europa, Estados Unidos y Asia. En algunos lugares la cuestión es tan grave que en Hong Kong, por ejemplo, la luz solar se ha reducido un 37%. Según Michael Roderick, investigador de la Universidad Nacional de Australia, la Tierra recibe en conjunto un 15% menos de luz que hace 50 años. Los datos han sido dados a conocer en el congreso anual de la Unión Geofísica Americana recientemente celebrado en Montreal y a pesar de la gravedad de la información pocos medios de comunicación se han hecho eco de la noticia. A pesar de que este oscurecimiento global tiene un claro impacto en nuestro organismo, en el ciclo del agua y en la fotosíntesis de las plantas amplificando los efectos del calentamiento global.
Roderick comentaría en el congreso que a pesar de constatarse que la Tierra se está recalentado -como indica el aumento de la temperatura global- y sería lógico por tanto que la evaporación del agua aumentase resulta que ésta es menor y, en consecuencia, llueve menos. Siendo igualmente llamativo que disminuya la radiación solar y aun así la Tierra siga calentándose. Beate G. Liepert -de la Universidad de Columbia (EEUU) entiende que puede explicarlo el hecho de que el calentamiento global aumenta la humedad atmosférica y ello la capacidad de retención de agua en las nubes que, al ser más densas, dificultan el paso de la luz solar. Otros científicos piensan además que la disminución de la radiación solar puede deberse el aumento de micropartículas en el aire y a que los rayos del sol chocan en ellas haciéndolas “rebotar” hacia el espacio.
En suma, el problema es cada vez más preocupante.